En este blogg encontrarás todo un mundo dedicado al bricolaje y restauración, aprenderás trucos y consejos...busca, aprende, recicla, tunea, pinta....sobre todo sé creativo.......
Aquí podrás buscar información y consejos para todos los amantes del mundo del tuneo, del bricolaje, de las manualidades, que sea este hobby tu pasión y si tienes tiempo para desarrollar tu creatividad, si te gusta pintar si te gusta reciclar, tunear , restaurar este es tu blog para ver, buscar y compartir entre todos y sobre todo si te apasiona, te gusta, te entretiene y te relaja….visítame.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Maleta vieja recuperada con Chalk Paint


Vuelvo a mostraros otra maleta que me dio una amiga, ya que la tenía tirada en el trastero. Yo no digo que no a nada de lo que me dan, ya que si puedo, reconvierto y  reciclo todo y a la vez me sirve para decorar rincones de casa. Así es que me puse manos a la obra y como hace poco he descubierto las pinturas Chalk Paint, no había mejor ocasión que usarlas en ella. 
Las pinturas Chalk Paint (pinturas a la tiza)  para los que no sepáis de que van, son una maravilla, se puede pintar cualquier superficie sin tener que preparar la pieza, da igual que sea madera, metal,  pvc, plástico, etc, porque lo mejor de todo es que se puede utilizar sin los preámbulos que tanto trabajo dan, es decir, sin lijar, ni decapar, ni tan siquiera utilizar imprimación, se adhiere a cualquier superficie, esto es...la bomba.... luego el acabado como siempre, y al gusto del consumidor, con ceras, con barniz o sólo con la pintura. 
Os enseño como he tuneado esta vieja maleta y los pasos que he seguido.



el antes de una maleta vieja




Primer paso: Imprescindible y evidente: una buena enjabonada y limpieza. Retiré el papel de interior con cuidado ya que al humedecerlo se mojaba el cartón que recubre la maleta pero con paciencia logré quitarlo todo. 










maleta vieja tuneada



Segundo paso:  Para pintarla he utilizado dos colores de la gama de las Chalk Paint, el gris para la tapa, una mano y lijar, segunda mano y volver a lijar otro poco para que salga el negro del color de la maleta y haga un efecto viejo. La parte de abajo la pinté de negro, herrajes y tachuelas pintadas de un esmalte forja color plata que tenía por casa para verjas del jardín y los bordes de la tapa también con un esmalte negro brillante.





Tercer paso: Decorar el interior de la maleta: Pinté de gris los laterales y los cantos de color veis. Pegué el interior con papel decorativo que había comprado en Primark y combiné el negro de topos rosa con el vintage parís. Los pegué con cola blanca pero también se puede usar la cola decape. Cuando hagáis esto, hay que pegarlo con mucho cuidado ya que el papel al ser tan fino se rompe, siempre presionar con un trapo para ir extendiendo bien la cola. 




Por último puse de adorno como asa  un lazo de topos, no le he dado ningún acabado de cera ni barniz, sólo con la pintura, lista para decorar. os gusta?



el después de una maleta vieja tuneada




maleta pintada con Chalk Paint